Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Alumnos del Centro Aprende La Suiza en su salón de clases.

Identidad Católica en el Centro Aprende La Suiza

Cada mañana y al medio día, antes de iniciar labores académicas, antes de revisar las actividades del día, se escucha la frase «¡Ey muchachos la oración!», es el llamado de los estudiantes a iniciar el día o la jornada dando gracias a Dios y encomendando el estudio al creador. Estando todos de pie, se comienza por la bendición y según el estudiante a cargo se escucha el Padre Nuestro, una oración espontánea, otros leen alguna oración que hayan buscado en internet o que conocían y querían compartir.

Independientemente del credo religioso, todos participan respetuosamente del momento de oración, incluso, se hace a veces un momento de silencio, para que cada uno en su corazón, y desde sus convicciones, se plantee un buen propósito para el día, tanto respecto a sus responsabilidades en su formación, como en la relación con sus compañeros de estudio y por qué no, con su familia.

Con actividades como éstas, esperamos que este pilar a su vez nos lleve hacia la calidad y la innovación en nuestros compromisos como miembros del Cibercolegio y de la sociedad. ​


Volver Atrás